martes, 10 de junio de 2014

Tratamiento polarizante

¿Qúe es el tratamiento polarizante?

Imagínese que el cuerpo es una pila, con la fuerza positiva en la cabeza y la fuerza negativa en los pies. Ahora imagínese cinco corrientes de energía que fluyen desde las manos y pies hacia arriba y pasan por la parte más alta de la cabeza y a través del cuerpo. Estas corrientes de energía son su fuerza vital y fluyen por unos caminos muy específicos. Esto es lo que creía el doctor Randolph Stone, osteópata, quiropráctico, naturópata y fundador de la terapia de polaridad, como también lo creen aquellos que practican esta terapia hoy en día.

Tratamiento polarizante


La terapia de polaridad es una técnica de curación basada en la idea de que la salud está ligada a un buen fluido vibrante de la fuerza vital. Si se bloquea el flujo de esa energía en cualquier lugar, el resultado es un desequilibrio. El doctor Stone describió cinco centros de energía en el cuerpo y afirmó que deben estar en equilibrio para que la fuerza vital fluya sin dificultades. Para recuperar ese equilibrio, la terapia de polaridad trata el flujo de energía, no la enfermedad, y así es la energía la que cura el cuerpo, no el terapeuta.

Cómo se utiliza la terapia de polaridad.

El doctor Stone experimentó con muchas terapias de curación diferentes antes de reunir las que creía mejores de todas: la reflexología, la terapia craneosacra (manipulación osteopática suave de los huesos de la cabeza), el masaje profundo y la medicina ayurvédica (un sistema hindú de filosofía y medicina). Al igual que otras terapias de la energía, la terapia de polaridad ofrece su poder curativo moviendo la fuerza vital a través de los lugares donde se encuentra bloqueada.

La terapia de polaridad puede ser especialmente beneficiosa para los diabéticos, debido a su terapia holística, en tres aspectos básicos: trabajo corporal (manipulación), ejercicios de estiramiento y nutrición. Estos tres aspectos se dirigen a las tres necesidades principales que necesitan vigilarse en un buen control de la diabetes. De este modo, la nutrición, el ejercicio y el control del estrés (trabajo corporal) se unen para restaurar el flujo sano de energía, liberar las tensiones y favorecer la curación.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal